.

.

19 de enero de 2013

Corazon de melon, guia episodio 4 Nathaniel

Guia episodio 4 Nathaniel. Verde aumenta, amarillo no cambia y rojo baja



Nat: (El nombre de tu chica), ¿quién va contigo?
Yo: Es un profesor nuevo, le estoy enseñando un poco el instituto.
Nat: Entonces, ha sido un placer, bienvenido.
Yo:

a. Aquí está la sala de delegados. Si necesita ayuda otra vez, le aconsejo que le pregunte a Nathaniel, es muy servicial.
b. Aquí está la sala de delegados. Si necesita ayuda otra vez, le aconsejo que le pregunte a Nathaniel, está dispuesto a todo por quedar bien.
c. Aquí está la sala de delegados. Si necesita ayuda otra vez...






Yo: ¡Esta vez Ámber me ha chantajeado! ¿Qué vas a hacer ahora?
Nat: ¿Lo dices en serio?
Yo:

a. No, no va en serio...
b. ¡Claro que sí! Haz algo, por favor.
c. ¡No es la primera vez que te lo digo!


Nat: Me sabe fatal, es verdad que últimamente está imposible en casa también... Te podría devolver el dinero, si eso.
Yo:

a. No es por el dinero... ¿Podrías hablar con ella para que al menos me deje en paz?(Si eliges esta te da 15$)
b. Me ha quitado 10$, pero quiero que se lleve una buena lección... (Nos da 10$)
c. Vale, devuélveme mis 10$ y asunto cerrado. (Nos da 10$)


Yo: ¿Has ido a verla?
Nat: Todavía no, no he tenido tiempo.
Yo:

a. En serio, es tu hermana, muévete.
b. Vale. De todas maneras, ya no hay prisa.
c. Vale, luego vengo.


Yo: No la has visto, ¿verdad?
Nat: Pues... en realidad, no. Lo siento.
Yo:

a. Tengo que encontrar la forma de devolvérsela a tu hermana.
b. Bueno, me quiero vengar de tu hermana.
c. Bueno, ¿no me quieres ayudar a darle una lección a tu hermana?

Nat: ¿Un castigo? ¿Quieres darle una paliza?
Yo: ¡Que no! Sólo quiero vengarme.
Nat: ¿Te quieres vengar? ¿No es un poco tonto actuar como ella?
Yo:

a. ¡Puedo ser peor que ella!
b. ¡Bueno, espera! Tampoco nada muy cruel.
c. Parece que "la administración" no hace nada al respecto, así que tendré que arreglármelas por mi cuenta.


Nat: Por fin he podido hablar con Ámber.
Yo:

a. Ya lo sé, gracias, acaba de atacarme. ¿Qué le has dicho?
b. Me había dado cuenta. No ha tardado ni dos minutos en atacarme. ¿Ha servido de algo lo que le has dicho?
c. ¿Y qué le has dicho? Porque no parece que haya servido de mucho...

Nat: ¿En serio? Me sabe mal.... Le he dicho que esta vez se lo perdonaba, pero que a la próxima la llevaría ante la directora.
Yo: ¿Y qué te ha dicho?
Nat: Ah... Se lo ha tomado muy mal, y me respondido que si yo hacía eso, ella diría a nuestros padres que me meto con ella en el instituto.
Yo:

a. Pero no es verdad, ¿no?
b. Bien por ti, con todo el tiempo que llevo diciéndote que tu hermana es lo peor...

Nat: No es muy agradable, pero vale, si quieres... Mi hermana me ha sorprendido, en serio que no pensaba que se comportara así en el instituto, tendría que haberte escuchado antes.
Yo:

a. ¡Por fin reconoces que no tenías razón! ¿Me vas a ayudar ahora?
b. No pasa nada, pero me vas a ayudar, ¿a que sí?
c. Me vas a ayudar para que te perdone, ¿no?

Nat: Hablas de tu venganza, ¿no? ¿Qué quieres exactamente?
Yo:

a. ¡Haz que la echen del instituto!
b. Algún detalle, algo que no le guste...
c. ¡Hacérselo pasar mal!


Nat: (El nombre de tu chica), he estado pensando y se me ha ocurrido una idea para ti.
Yo: Te escucho.
Nat: Siempre la han aterrorizado las arañas, ¿quizás puedes utilizar eso?
Yo:

a. ¿Me estás diciendo que tengo que ir a buscar arañas? Qué asco...
b. ¡Pero yo también le tengo miedo a las arañas!
c. ¿Cómo quieres que yo haga nada con arañas?




Nat: ¡(El nombre de tu chica)! La directora acaba de comunicarme que estás castigada porque te ha encontrado haciendo una pintada en una taquilla con Li, ¿es cierto?
Yo:

a. ¡Es tu culpa! He tardado mucho en meter las arañas en su taquilla y me han pillado...
b. Sí, me pilló Li, que acabó metida en esto y ahora estamos castigadas las dos...
c. Sí... Recae sobre mí y eso que es la primera vez que hago nada...

Nat: Te dije que era una mala idea hacerlo.
Yo:

a. Eh, ya vale, no me des una charla...
b. Era tentador... Pero no tuve suerte.
c. Simplemente estaba en el sitio equivocado en el momento equivocado, pero lo volvería a hacer si pudiera.


Yo: ¡Nathaniel! Ayer me pasó una cosa súper rara...
Nat: ¿Ayer por la noche?
Nat: Ah, es verdad que te quedaste después de las clases... ¿Y qué viste, entonces?
Yo:

a. ¿Estás bien? Pareces raro.
b. Eh... Sí, estaba con Li, ya sabes. ¿Por qué? Pareces raro.
c. ¡Adivina!

Nat: No, no es nada... ¿Qué es lo que has visto?
Yo: ¡Un fantasma!
Nat: Cof, cof (tose) ¿Un, un fantasma, dices?
Yo: 

a. ¡Sí! ¡Dio un miedo! Estaba con Li en el hueco de la escalera, nos íbamos a ir y de repente oímos un ruido y vimos una sombra y... Nos fuimos corriendo.
b. Sí, como un grito, ¡y apareció una gran sombra!
c. Creo que sí, bueno, no sé si era un fantasma, pero vimos aparecer una sombra humana.

Nat: Diría que son imaginaciones vuestras.
Yo:

a. ¡Te aseguro que hay un fantasma! Voy a investigar...
b. ¡No nos lo hemos podido inventar las dos! Yo voy a investigar...
c. No creo... Yo voy a investigar.

Nat: ¿Por qué quieres investigarlo? ¿De verdad crees en los fantasmas?
Yo:

a. Sí, estoy segura de que existen.
b. ¿A lo mejor? En cualquier caso, había algo o alguien, eso seguro.




Nat: Tu pequeña «investigación», ¿está dando algún resultado?
Yo: ¡Sí, mira! ¡He encontrado esto!
Nat: ¿Piezas de plástico y colillas? Esto no demuestra absolutamente nada.
Yo:

a. ¿No te das cuenta?
b. Eh... Sí, había alguien.
c. ¿No hay un vigilante nocturno en la escuela? Iris lo pensó.





Yo: ¡Lo he vuelto a ver!
Nat: ¿Qué es lo que has visto ahora?
Yo:

a. ¡Sabes muy bien de lo que hablo!
b. ¡Volvió a aparecer el fantasma!
c. En realidad, volví a escuchar el mismo ruido, pero no vi nada...



Yo: (Nathaniel está ocupado con el papeleo, como de costumbre). ¡Mira lo que he encontrado esta vez!
Nat: ¿Qué es eso?
Yo: Estaba en el hueco de la escalera.
Nat: ¿Un bloc de notas?
Yo: Estaba en el hueco de la escalera. No hay duda de que alguien lo perdió ahí.
Nat: Alguien lo pudo perder al inicio de las clases. Lo voy a guardar si quieres, por si alguien lo viniera a buscar.
Yo:

a. No, estoy segura de que perdieron estos objetos por la noche, y voy a descubrir de quién son.
b. No, voy a descubrir quién se cuela en el instituto por la noche.
c. Eh... Voy a ver si consigo descubrir quién es el propietario. Si no, te los doy.

Cita: Elegir conjunto con la camiseta azul que ponga “Team Nathaniel”